HAZ

Puedo ser predecible, encajar perfectamente en el pedazo de realidad de un presente cualquiera. Estar a la altura de las expectativas de no importa quién, ser tan grande y tan chico, tan suyo y tan ajeno como cualquiera quiera que yo sea. No me molestan las cadenas que tantos ponen en mi, ni las definiciones aventuradas que a primera vista escapan de los recién llegados.
Morir… dormir, no más ¡y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne!

Morir… dormir, no más ¡y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne!